Cómo aplicar viniles decorativos

Sin duda, la pregunta que surge a la hora de comprar un vinil DECORATIVO es:

¿Es fácil de colocar?, ¿Podré hacerlo yo mismo?

Pues, colocar un DECORATIVO es súper sencillo, con un poco de paciencia y una buena paleta cualquiera

puede hacerlo.

Aquí te lo ponemos en cinco pasos:

  1. PREPARA.

    Coloca el transfer (papel engomado) sobre el DECORATIVO, pasa la paleta por toda la superficie para lograr que el vinil se fije al Transfer.

  2. LIMPIA

    Es importante que no haya polvo, grasa o cualquier tipo de suciedad en la pared, cristal, armario, etc., donde vayas a colocar el DECORATIVO. Si es pared, asegúrate que la pintura esté fijada correctamente, puedes probar pegando un retazo de vinil y verificar que no arranca la pintura.

    Evita instalar sobre paredes rugosas, paredes que tengan humedad y/o hayan sido pintadas recientemente, ya que puede provocar serlos daños durante el proceso de instalación al retirar el transfer o transportador.

  3. PRESENTA

    Sitúa el DECORATIVO, donde quieres que vaya y fíja el transfer a la superficie por la parte superior mediante una cinta masking tape.

  4. PEGA

    Enrrolla el material y despega un poco la base del vinil, vuelve a situarlo sobre la superficie y comienza a separar el resto de la base, a la vez que vas fijando el DECORATIVO.

    Si hay partes que no se desprende fácilmente vuelve a pasarle la paleta para conseguir que el vinilo se fije al transfer.

    A la vez que vas despegando la base del vinil, ir fijándolo a la superficie desplazando la paleta siempre del medio hacia afuera para evitar la formación de arrugas o burbujas.

    Verificar que no quede ninguna parte del vinil en la base.

  5. RETIRA

    Fija el vinil con la paleta y luego retira el transfer.

    Si ha quedado alguna pequeña burbuja puedes repasarla con la paleta envuelta en un paño o pincharla con un alfiler para que salga el aire.

Y…¡¡ a disfrutar de un nuevo ambiente¡¡